Plagio, en todos los sentidos, significa robar y es considerado un delito en cualquier parte del mundo. Si hablamos de plagio de contenido, estamos hablando, sin duda, de robo de ideas; de manera que también es calificado como una infracción, y un robo, el copiar o duplicar cualquier tipo de material escrito.

Aunque no todos los días aparecen en el periódico este tipo de sucesos, son muchos los escritores, periodistas, y demás profesionales de la escritura, que ya sea de manera voluntaria o involuntaria han incurrido en este tipo de delitos, siendo los protagonistas de escándalos que le han dado la vuelta al mundo. Uno de los casos más conocidos fue el plagio cometido por la periodista española Ana Rosa Quintana, de textos de autoras como Danielle Steel y Angeles Mastretta, en su libro Sabor a Hiel.

Plagio de contenido web

CleanPerception - Plagio22

El robo de contenido puede ser reportado a la DMCA

Cuando hablamos de plagio en la web, estamos ante un tipo de delito que debe ser asumido por las leyes de Internet, pues es este mismo organismo el que debe garantizar la seguridad y resguardo de nuestros textos en la web, y darnos luces cada vez que seamos víctimas del copy & paste, por ejemplo.  

Por lo general, el plagio se produce cuando se copia textualmente un contenido; o cuando hacemos una especie de parafraseo negativo, en el cual copiamos lo mismo pero intercambiando el orden de las palabras y de las oraciones o con otros términos diferentes.

¿Qué debo hacer para no producir parafraseo negativo?

Si estamos haciendo alguna nota de prensa sobre un artículo ya publicado en Internet, o queremos realizar un nuevo artículo basándonos en cierta fuente, debemos evitar no decir lo mismo que ya se dice en el texto original. Por el contrario, debemos hacer un artículo completamente nuevo; pues aunque no hagamos copy & paste, los diferentes motores de búsqueda lo pueden tomar como contenido duplicado y no original.

¿Qué hacemos entonces?

  1. Agregar nuevas ideas o información al texto. Ideas que no estén en el texto fuente (valor agregado).
  2. No incurrir en la copia de párrafos completos e intercambiar el orden de sus oraciones o de sus palabras.
  3. Tiene que haber interpretación del texto original.
  4. Debemos evitar usar las mismas palabras o términos que el texto original.
  5. Darle nuestra voz y estilo para agregar valor al texto.
  6. Darle un matiz o enfoque diferente a los artículos nuevos.
  7. Explotar al máximo la creatividad. Recordemos:

 

Creatividad = originalidad = 0% de copia o plagio

 

CleanPerception - Plagio

Otro tipo de robo o plagio de contenido es el parafraseado negativo

¿Y si soy yo la víctima?

¿Qué hacer si copian MI contenido en la web?

Lo primero que debemos que tener en mente es que cualquier tipo infracción en Internet puede ser denunciada. Si la copia se ha realizado a cualquier material alojado en Blogger, entonces lo más efectivo es realizar la denuncia a través del portal de soporte técnico de Google; mientras que si nos han copiado de plataformas como WordPress u otras, podemos ir directamente a realizar una denuncia a través de un organismo llamado DMCA (Digital Millennium Copyright Act) o lo que llamaríamos en español el Acta de los Derechos de Autor Digitales del Milenio.

Existen otras vías, como ciertos plugins o herramientas, que se pueden utilizar para detectar el plagio. Igualmente, son muchos los programas y páginas que podemos tener a la mano para sentirnos más seguros, siendo la más popular www.copyscape.com.

Si estamos atentos, prevenidos y preparados, es muy difícil que seamos tanto víctimas como victimarios de cualquier plagio de contenido web.